English Version  en

Pagos por Servicios Ambientales

Un punto fundamental para la conservación de los recursos naturales lo constituye la provisión de recursos financieros para que ocurran las acciones de conservación.

Los Ecosistemas naturales brindan diferentes beneficios a la humanidad, estos están definidos cómo servicios ecosistémicos los que se clasifican como: i) Servicios de provisión: productos que se obtienen de los ecosistemas y usados de manera directa cómo los alimentos, agua dulce, madera, fibra, recursos genéticos, recursos medicinales, recursos ornamentales, etc. ii) Servicios de regulación: beneficios relacionados con la regulación de los procesos de los ecosistemas, tales como la regulación del clima, regulación de gas, de la calidad del agua, prevención de inundaciones y disturbios naturales, las enfermedades, tratamiento de desechos y la polinización, iii) Servicios culturales: beneficios inmateriales que las personas obtienen de los ecosistemas a través de los servicios recreativos, belleza escénica, valores estéticos, enriquecimiento espiritual, desarrollo cognitivo, reflexión, educación, etc, iv) Servicios de apoyo, soporte o directos: que son necesarios para la producción primaria de todos los demás servicios de los ecosistemas como la biodiversidad, la formación de biomasa, producción de oxígeno, la formación y retención del suelo, el ciclo de nutrientes, el ciclo del agua, provisión de hábitat, procesos de fotosíntesis.

No obstante, generalmente existen muy pocos recursos financieros para asegurar que los recursos naturales que generan bienes y servicios ambientales, sean conservados.
Es así como surge el enfoque de Pago por Servicios Ambientales (PSA), cuyo principio es que las personas que proveen dichos bienes y servicios se vean beneficiados y los que los demandan sean quienes paguen por ello, con la particularidad de generar ingresos adicionales por la conservación de la naturaleza.

Para la Fundación Vida los mecanismos de compensación ecosistémica son una necesidad debido a que facilitan la comunicación entre los actores entorno a los recursos naturales. Es decir que aparte de generar un flujo financiero para la conservación, aumentan las posibilidades de coordinación, llegando eventualmente a la gobernanza ambiental deseada.
Entre los proyectos que se destacan en esta área de trabajo están:

  • Inventario de Bienes y Servicios Ambientales en el Departamento de Atlántida
  • Implementación de un mecanismo de compensación ambiental por la Red de Juntas de Agua de la Microcuenca Las Dantas